Seguro ya les había platicado que hace poco me compré una máquina para hacer helado y a unos meses de eso les quiero decir que WOW, poder hacer helado de lo que tú quieres es lo máximo. Siempre he sido muy fan del helado pero desde hace muchos años me lo como con culpa por que sé que entre la crema, leche, azúcar y saborizantes es una bomba de mala onda para el organismo.

Yo creo que tener la máquina es una excelente inversión (como 200 dólares) pero si no tienen una no es un factor limitante para hacer helado en casa. El helado se puede hacer con una licuadora, un congelador y un poco de paciencia.

Aquí les va una receta muy simple que saqué de un libro llamado SuperFood Snacks de Julie Morris. Yo agregué canela y doblé la receta para poder tener más helado porque conozco a mi gente.

Ingredientes:

1 lata de leche de coco para cocinar

1 plátano congelado

2 cucharadas de miel de agave

2 cucharaditas de extracto de vainilla

1/3 taza de cacao sin endulzar

1 cucharadita de canela molida

 

Pon todos los ingredientes a licuar y ajusta con agua (si es necesario, que en mi caso no lo fue) para obtener la consistencia de un licuado espeso o malteada.  Pon la mezcla en la máquina de helados y déjala trabajar como 30 minutos. Puedes tostar coco o agregar fruta como topping a la hora de servirlo.

Si no tienes máquina lo que tienes que hacer es poner la mezcla en un recipiente con tapa en el congelador y mezclar cada 30 minutos para que no se peguen y se hagan duras las orillas. Esta es la parte en la que cambia tener la máquina, ya que la consistencia de máquina es cremosa mientras que en la versión manual queda más parecido a un raspado.

Lo cool de hacer helado es que puedes agregar cualquier ingrediente que se te antoje. Si puede ser un licuado puede ser un helado.

K

ARTÍCULO

Kalinda Kano

FOTOGRAFÍA

Por |2018-11-21T14:21:41-05:00noviembre 21st, 2018|Recetas|Sin comentarios

Deje su comentario