Cuando pensamos en primavera nos vienen muchas cosas a la mente: vacaciones en la playa, flores, estampados, sandalias, depilación, alergias, jajajaja, sí, todas esas. Pero algo que siento que no se habla lo suficiente es sobre esa transición del invierno a la primavera en cuanto al cuidado de la piel.

Tenemos la idea -y muy apoyada por el consumismo- que nuestro guardarropa, accesorios, maquillaje y hasta corte de pelo DEBEN cambiar con las temporadas. ¿Cuántas notas no nos topamos diario con ese tipo de encabezado? Ushhhh, estoy harta. Y normalmente voy en contra de todo ese cotorreo de lo que DEBES tener y los colores que DEBES usar y la manera en la que DEBES cortarte el pelo para estar a la moda, etc, etc. Pero cuando se trata de la piel mi opinión es distinta. Sí creo que cuando cambia el clima es importante adaptar tu rutina, no porque DEBES comprarte esto y aquello sino porque los factores ambientales son de lo que más influye en nuestra piel y por lo consiguiente si eso cambia lo más lógico es que las necesidades de la piel también cambien.

Nuestra piel no actúa igual en un clima seco y frío que en uno húmedo y caluroso, y quien sea que haya ido de vacaciones a un clima distinto al suyo seguramente se ha dado cuenta que los productos que le funcionan en casa son o mucho o poco para otro lugar, y por eso es tan importante poner más atención al estado de nuestra piel, no solo de la cara sino de todo el cuerpo.

Dependiendo del lugar en el que vivas, las estaciones del año pueden ser más o menos evidentes y de acuerdo a esos extremos es como debes modificar tu rutina. Siempre he pensado que si el clima cambia lo suficiente para que lo notes en los árboles entonces es suficiente variación para que cambie tu piel también. Claro, esto no siempre aplica; hay lugares en los que básicamente se vive el mismo clima todo el año. Yo vivo en el Caribe y acá tenemos dos climas: calor y humedad y omg me voy a morir de calor y omg parece que acabo de salir de la regadera, entonces mi rutina no tiene grandes cambios.

Si aún no estás segura si esto aplica para ti, hazte las siguientes preguntas: ¿cambia el clima drásticamente donde vives?, ¿tu piel se siente diferente algunos meses a otros?, ¿más seca?, ¿más grasa?, ¿más sensible?
Si tu respuesta es sí a cualquiera de esas preguntas te recomiendo tomar cartas en el asunto y la estrategia a seguir es tan lógica que muchas veces ni la pensamos. Por suerte ahí está la naturaleza como ejemplo del orden natural de las cosas.

– Si durante el invierno sientes la piel seca, absorbes cualquier producto rápidamente (incluidas la base) o tienes una sensación acartonada en la piel, entonces seguramente necesitas más hidratación. Usa un humectante más grueso o que contenga ácido hialurónico que es un excelente ingrediente para hidratar las células.
– Si cuando empieza el calor sientes la cara muy grasa, aceitosa, o que tu maquillaje se escurre, entonces cámbiate a productos más ligeros o en gel. Así continúas hidratando tu piel pero no agregas capas innecesarias.

La lógica que DEBES (jajajaja) seguir es la misma que con tu ropa: si hace frío te pones más capas, y si hace calor te pones menos, así de fácil.

Y bloqueador en la cara siempre. SIEMPRE.

K.

ARTÍCULO

Kalinda Kano

FOTOGRAFÍA

IStock

Por |2018-11-21T10:47:13-05:00noviembre 21st, 2018|Belleza|1 comentario

Un comentario

  1. Flor Ivonne Gil Valenzuela abril 22, 2019 en 1:19 pm - Responder

    Acabo de encontrarte y me pone muy feliz verte tan segura y exitosa. Mi vida nunca ha sido lo que quisiera, más por la forma en la que veo las cosas que porque no sea una buena vida, no es común que nos enseñen a disfrutarnos y a conocernos en profundidad, comúnmente deseamos lo del plato ajeno y es una forma muy dolorosa y carente de vivir, hace tiempo que emprendi mi propia búsqueda y a pesar de que los días muchas veces no tienen sentido y las noches me llenan de miedo sé que está dentro de mí todo lo que busco y me hace muy feliz conocer mujeres como tú que me inspiran a no dejar de buscar mi camino. Felicidades por tu trabajo y gracias por compartir.

Deje su comentario