Tus pies hablan mucho de ti. Yo creo que porque si se te ven cuidados y en buen estado quiere decir que eres el tipo de persona que cuida de todos los rincones de su cuerpo.

Cuando vives en un lugar cálido o en la playa es especialmente importante tenerlos en buen estado porque al usar sandalias y zapatos abiertos se te ven todo el tiempo, pero también es importante tener unos pies cuidados cuando vives en la ciudad, especialmente cuando empieza a hacer calor y los vas a mostrar.

Si puedes, te recomiendo irte a hacer un pedicure pero si no te alcanza el tiempo, el dinero o no se te antoja que alguien te toque los pies (hay muchas personas que le tienen fobia a eso) puedes hacerte uno en casa usando productos que seguramente ya tienes.

Vas a necesitar una tina, contenedor o toper grande; tienen que caber tus dos pies juntos. Aunque puedes usar algún recipiente de cocina creo que por tratarse de pies es mejor que uses algo que solo sea para este uso. Wakala hacer una ensalada en la mismo ensaladera que se remojaron tus callos. Las tinas especiales para pedicura son relativamente baratas y hasta te dan masaje. Las pueden comprar en tiendas de belleza como Sally’s pero si no la tienes cualquier contenedor sirve perfecto.

 

Ok, ahora sí empecemos con los pasos a seguir para tu pedi casero:

1. Si tienes las uñas pintadas despíntatelas con quita esmalte.

 

2. Llena tu tina con agua tibia. Si tienes algún producto especial para suavizar callos aquí es cuando se usa pero si no tienes ni te preocupes. A mí me gusta agregar algunas gotas de aceite esencial de tea tree o menta al agua por su efecto desinfectante pero principalmente por el olor. Lo más importante de este paso es la temperatura del agua; el agua caliente ayuda a suavizar la piel.

 

3. Tomando turnos entre tus pies vas a hacer lo siguiente: sacas un pie del agua, lo secas, cortas tus uñas (deja un poco del crecimiento blanco de la uña, es más estético), limas suavemente la uña para darle forma y regresas al agua. Haz lo mismo con el otro pie.

 

4. Usa una piedra pómez o lija para callos para remover la piel muerta de las zonas que sientas más duras. Para que funcione sí tienes que ser medio ruda pero nunca violenta; si te duele mucho o se irrita tu piel quiere decir que te pasaste de fuerza.

 

5. Aplica un exfoliante con movimientos circulares, concéntrate más en las zonas que lo necesitan como el talón. Si quieres hacer un exfoliante fácil prueba el siguiente:

    • 2 tazas de azúcar
    • 1/4 taza de aceite de oliva o coco
    • Jugo de 1 limón

Mezcla los ingredientes y aplícalos sobre tus pies secos. Enjuaga con el agua de la tina.

 

6. Seca tus pies y aplica una crema humectante dando un ligero masaje.

 

7. Si vas a pintarte las uñas primero tienes que remover la crema de tus uñas. Esto lo puedes hacer con un algodón y un poco de quita esmalte. Es un paso importante ya que la grasa de la crema puede arruinar el barniz. Pinta tus uñas del color que prefieras, acuérdate de dejar secar el producto entre capas. Las capas deben ser muy finas y con 2 ó 3 es suficiente.

8. Si aún después de tu super pedi sientes los pies resecos o agrietados te recomiendo comprar algún producto que contenga urea. La urea es un químico muy emoliente que penetra las capas de la piel a profundidad ayudándola a rehidratarse. Normalmente los productos que contienen urea vienen en presentación de gel y lo ideal es aplicarlas por la noche. Puedes comprarlos en farmacias, sanborns y supermercados.

¡Listo! Ya con estos pasos tus pies deben estar listos para salir a pasear y ser presumidos.

Nos leemos pronto. Un beso.

K

ARTÍCULO

Kalinda Kano

FOTOGRAFÍA

istock

Por |2018-11-21T10:40:28-05:00noviembre 21st, 2018|Belleza|Sin comentarios

Deje su comentario